Home » Featured, General

El mandamiento de hacer discípulos

19 April 2013 2 Comentarios

C. René Padilla

En la Gran Comisión según Mateo 28:16-20, la afirmación de la autoridad universal del Señor Jesucristo precede la definición de la misión de la iglesia representada por lo rodeaban en ese momento: “Se me ha toda autoridad en el cielo y en la tierra, Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes” (vv. 18b-20). Sobre la base de este pasaje es claro que el señorío universal de Jesucristo es la base de la misión global de la iglesia.

Esa misión se resume en el mandamiento: “hagan discípulos”. Curiosamente, para expresar esta idea, el Evangelio según Mateo  usa el verbo matheteúsate, que  en el Nuevo Testamento sólo aparece cuatro veces, tres de éstas en este Evangelio (13:52, 27:57 y 28:19) y una sola vez en Hechos de los Apóstoles (14:21). En contraste con el verbo matheteuein (“discipular”), el sustantivo mathetes (“discípulo”) es común en los Evangelios y en Hechos, aunque no se encuentra en ningún otro libro del Nuevo Testamento. Tal expresión es característica de los Evangelios para referirse a los seguidores de Jesucristo: aparece setenta y tres veces en Mateo, cuarenta y seis en Marcos y treinta y siete en Lucas.
Para entender debidamente el sentido del mandamiento es indispensable dar atención en un detalle gramatical que no siempre se toma en cuenta: en el texto  griego de nuestro pasaje,  matheteúsate es el único verbo en modo imperativo. Las otras tres formas verbales ligadas al verbo matheteúsate (“vayan”, “bautizándoles y “enseñándoles”) están en el texto griego en forma de gerundio y su función es calificar lo que expresa el verbo principal en modo imperativo: “hagan discípulos”. La frase, por lo tanto, podría traducirse: “Pónganse en marcha: hagan discípulos”. Los otros dos gerundios responden a la pregunta: ¿cómo se hacen discípulos? La respuesta es: “bautizándolos y “enseñándoles”.
En conclusión, el foco de la Gran Comisión no es otro que el mandamiento de hacer discípulos de Jesucristo.  Esta es la misión  que Cristo legó a su iglesia, la tarea central de la iglesia hasta el fin del mundo. La conexión entre esa tarea y el señorío universal de Jesucristo la establece una expresión que aparece al comienzo del versículo 19: “Por tanto”. En otras palabras, porque Jesucristo es el Señor de toda la creación y de todos los aspectos de la vida humana, la iglesia recibe el mandamiento de hacer discípulos, o sea, formar personas que reconozcan ese señorío y vivan a la luz de ese reconocimiento. Jesucristo es el Señor de todos: por tanto, todos deben reconocerlo como tal y demostrar tal reconocimiento en su vida práctica.
Si tomamos en cuenta que, durante su ministerio terrenal, Jesucristo dedicó mucho de su tiempo a la formación de sus discípulos, es evidente que la misión que él confió a sus discípulos poco antes de su ascensión fue la misión de continuar lo que él mismo había hecho. La misión de la iglesia, representada por el cuerpo apostólico, es la de prolongar la misión de Jesucristo, y esta prolongación se basa en un discipulado misionero comprometido para continuarla hasta el fin del mundo.
La esfera de acción para este trabajo de hacer discípulos abarca a todas las naciones. Puesto que la autoridad de Jesucristo está presente “en el cielo y en la tierra”, la misión que él delega a sus discípulos es igualmente global: se extiende a todas las naciones.

2 Comentarios »

  • Eliú Teo said:

    Me gusta mucho este artículo porque precisamente esto estamos estudiando con los grupos de estudio Bíblico que tiene nuestra iglesi bajo el tema El propósito de la Iglesia. muy posiblemente la iglesia se perdió en el trascurrir del tiempo y ha logrado crecer especialmente en Guatemala, pero haciendo simpatizantes no discípulos. Supuestamente para algunos somos casi el 50% de cristianos en Guatemala, y quizá si somos un procentaje alto pero creo yo que de simpatizantes de la iglesia evangélica. Estan de moda en nuestro pais los líderes que levantas iglesias en propiedad (como una empresa) y jalan a cientos de simpatizantes de ese líder, digo esto porque lamentablemente el resultado de un verdadero discipulado no se ve por ningún lado en Guatemala, el impacto de la iglesia es mínimo, aunque todas las iglesias estén llenas el domingo. Muchas de estas iglesias tienen líderes que levantan monumentos a su personalidad, y ya es obvio que preparan la sucesión pero con sus propios hijos o algún otro familiar, es curioso que todos los hijos o familiares de iglesias grandes tengan el ´´llamado al pastorado´´, y realmente son todas, eso significa que han convertido a la iglesia enuna empresa familiar y así se maneja.
    Creo que debemos volver a la palabra y repensar en lo que estamos haciendo….estamos ganando simpatizantes, miembros? o seguimos un proceso para desarrollar verdaderos discípulos de Jesucristo……para muchos creyentes los domingos asisten a su ´´misa´´ evangélica….pero durante la semana ser hijo del Señor no significa nada….

  • Luis Eduardo Cantero said:

    Excelente articulo, realmente la sociedad evangélica, en su mayoria no han comprendido esta misión que Jesús nos a legado. Cuando la iglesia tergiversó este concepto, ha llevado a que muchos creyentes esten de aquí para allá buscando satisfacer sus deseos, estan urgidos que Dios le hable, pero, si ellos hubiesen recibido una capacitación no estuvieran siendo explotados y engañados por los mensajeros del dios de la prosperidad, etc.
    Gracias estimado Dr. René Padilla, por su mensaje, nos llama a considerar esa parte olvidad por la iglesia.

Deje sus comentarios!

Agregue su comentario, otrackback desde su sitio. Tambien puede hacerlo subscribe to these comments vía RSS.

Sea amable y respetuoso. Aténgase a la temática. No haga spam.

Puede usar estas palabras clave:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.