Home » General, Headline, Home

Carta abierta a Harold Segura

27 October 2016 2 Comentarios

Respuesta a la carta abierta de Harold Segura “Cavilaciones públicas ante mis maestros”

Carta abierta a Harold Segura:

Confieso que no deja de sorprenderme que, en vista de los largos años de la amistad que te une tanto a mi como a Samuel Escobar, Juan Stam, Valdir Steuernagel, Tito Paredes y Pedro Arana, hayas elegido escribirnos una carta abierta sobre un tema escabroso como el que enfocas en ella. Tildo de “escabroso” a este tema porque tiene que ver con la “mentalidad conservadora y pensamiento político reaccionario” de un importante sector del pueblo evangélico. De este pueblo al cual amamos, con el cual nos identificamos y al cual queremos servir pastoralmente, a pesar de las duras críticas que nos hace porque no compartimos el conservadurismo político que tanto afecta su comprensión de la misión profética de la iglesia. ¿No hubiera sido mejor invitarnos a dialogar sobre este tema, con miras a encontrar maneras más efectivas de romper la barrera que nos separa de ese sector dominado por “púlpitos amenazantes, sermones manipuladores y predicadores con elocuentes intenciones políticas”?

Si entiendo bien tu carta dirigida a quienes formamos parte de la primera generación de la Fraternidad Teológica Latinoamericana, tu reclamo es que lo único que logró nuestra enseñanza fue que la mayoría de las iglesias creyera que hacer misión integral es “organizar proyectos de asistencia social”. Como resultado, “la función administrativa y gerencial de la misión integral le ganó la partida a la tarea reflexiva y teológica de la misma. Hay riqueza metodológica, pero pobreza teológica; abundancia de obra social, pero escasez de propuestas sociales de transformación”.

Permíteme hacer tres breves comentarios al respecto, uno en relación a mi propio ministerio, otro en relación a los resultados de nuestra enseñanza sobre misión integral, y otro en relación a otros ministerios en la línea de la misión integral.

En primer lugar, en lo que atañe a mi propio ministerio, reconozco sus debilidades pero creo honestamente que jamás se ha limitado a fomentar proyectos de asistencia social. Tanto en mis escritos como en mis múltiples conferencias públicas me he esforzado por enfocar temas que apuntan a la necesidad de ir más allá del  asistencialismo. He denunciado los males de la globalización del capitalismo neoliberal y he tratado de mostrar la importancia de proyectos que den expresión concreta al hambre y sed de justicia que tenemos como ciudadanos del Reino de Dios en el campo socioeconómico, político y ecológico. Y en mi ministerio pastoral he estimulado a profesionales evangélicos a tomar muy en serio el compromiso de contribuir a la transformación integral mediante el ejercicio de su profesión. ¡El precio que he tenido que pagar por estos énfasis es el ser acusado de marxista o comunista!

En segundo lugar, por la gracia de Dios en toda América Latina han surgido y siguen surgiendo iglesias que no sólo hablan sino practican la misión integral con miras a la transformación social. No son muchas, pero las hay y se multiplican en número, como lo constaté en el III Congreso de Misión Integral organizado por ALEF, que se llevó a cabo recientemente en Natal, en el Noreste del Brasil, al que fui invitado como orador. Me llamó la atención el número de pastores y líderes que asistieron no sólo de esa región sino de también de otros lugares del país.

En tercer lugar, aunque valoro mucho el trabajo de las ONGs evangélicas dedicadas a servir a los sectores más pobres de la población, pienso que frecuentemente dan mucha más importancia a “la función administrativa y gerencial de la misión integral” que a “la tarea reflexiva y teológica de la misma”. Consecuentemente, dejan a las iglesias con un lamentable déficit en lo que tiene que ver con la base bíblico-teológica para hacer frente a los embates de la “mentalidad conservadora y pensamiento político reaccionario” con que los medios al servicio de la avaricia bombardean a la sociedad en nuestros países y alrededor del mundo contemporáneo. No me cabe la menor duda de que esos medios son los que lograron el impeachment de Dilma en el Brasil, el retorno al neoliberalismo con la elección del nuevo gobierno nacional en la Argentina, el triunfo del voto contra el reciente plebiscito por la paz en Colombia, y los intentos de desestabilizar a otras democracias progresistas como las de Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Con el sincero afecto de siempre, un abrazo,

René Padilla

2 Comentarios »

  • Harold Segura said:

    Querido René, te agradezco enormemente por haber invertido tiempo en medio de tus viajes de estos últimos días para responder a mis cavilaciones sobre nuestra Misión Integral. Ya lo habían hecho Valdir, Samuel, Juan y Pedro. Ellos entendieron mejor el sentido de mi texto (no como reclamo, sino como invitación a un diálogo abierto) y me enviaron con igual amabilidad sus preocupaciones personales.

    René, todos estamos preocupados por lo que pasa en el continente con este pueblo de Dios al que, como bien lo dices, “…amamos, con el cual nos identificamos y al cual queremos servir pastoralmente, a pesar de las duras críticas que nos hace porque no compartimos el conservadurismo político que tanto afecta su comprensión de la misión profética de la iglesia”. No pudiste ser más exacto en describir el compromiso que nos une.

    Pero, lo que quería en mis cavilaciones era invitarles a un diálogo abierto, sincero y autocrítico. Y lo hice de manera pública porque no tengo nada que reclamarles a ustedes mis maestros (eso equivaldría a reclamarme a mí mismo), sino mucho que conversar, no en privado, sino ante la gente que lee nuestros libros, escucha nuestras conferencias y cree que ese enfoque misionológico llamado Misión Integral puede crecer si entre todos lo autocriticamos y, por la gracia del Espíritu, lo depuramos para que esté a la altura de este momento histórico.

    ¿Has visto el diálogo que han entablado en Brasil los amigos y amigas de Novos Diálogos?

    [https://www.facebook.com/notes/novos-di%C3%A1logos/provoca%C3%A7%C3%B5es-p%C3%BAblicas-aos-meus-mestres-da-fraternidade-teol%C3%B3gica-latino-americana/1197918663607517]

    Se han sumado militantes de la teología de la liberación, estudiantes de seminarios conservadores, evangélicos progresistas, profesores y profesoras de instituciones teológicas, activistas sociales cristianos y otras personas más. René, estas conversaciones, por crudas y escabrosas que nos parezcan —y hay unas a lo son—, son necesarias y urgentes.

    Entonces, si piensas que por medio del análisis público y autocrítico podríamos ganar más que con las pláticas privadas, te invito a que vayamos a Brasil este próximo mes de diciembre (14 y 15) y, ante un grupo de practicantes de la misión sostengamos junto con Valdir y otros amigos y amigas “conversaciones escabrosas” que nos hagan soñar que la Misión Integral tiene futuro. Yo creo que lo tiene, René, lo creo. Pero para eso necesitamos exponernos al análisis comunitario y hacer propuestas que hagan de la Misión Integral no solo una escuela con pasado venerable, sino también una teología con futuro pertinente. ¿Te animas?

    Te reitero, lo que busco es contribuir a la actualización teológica y pastoral de la Misión Integral. ¡Cómo voy a reclamarte si lo único que tengo son agradecimientos y merecidos elogios a tu íntegro ministerio!

    Espero verte pronto. Con admiración de discípulo,
    Harold Segura

  • Julio César Paz A. said:

    Me agrada leer la respuesta de Rene Padilla a la inquietud lanzada inicialmente por Harold Segura y como discípulo de los mencionados, también me sorprende ver el apoyo a sistemas de injusticia y deshumanizacion del neoliberalismo, y que no decir del comunismo. Lo contradictorio es cosiderar que solamente existen dos posturas beligerantes en el mundo y coo no hemos sido una contra-propuesta a considerar o contra cultura, solo aparecen dos espectros, el de izquierda y derecha, ya que el centro no es postura. Valdría la pena considerar el patrón de Dios para su pueblo, expuesto muy concretamente por Ross y Gloria Kinsler en su libro de el Jubileo, la propuesta económica de Dios (NO SE SI ASÍ ESTARA EN ESPAÑOL) pero ante las corrientes surgidas en la cual ninguna era opción real se tendría que ofrecer una alternativa teológica, que se encuentra presente en la Biblia, mas humana y digna para el universo y las personas, pero como nadie en este tiempo quiere tomar en cuenta a Dios. Tambien hay que decir lo que hay que decir que la postura capitalista y neo liberal no es la postura de Dios, y eso no se dice desde los púlpitos.

Deje sus comentarios!

Agregue su comentario, otrackback desde su sitio. Tambien puede hacerlo subscribe to these comments vía RSS.

Sea amable y respetuoso. Aténgase a la temática. No haga spam.

Puede usar estas palabras clave:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.